Make your own free website on Tripod.com

La boca y encíasPagina principal  página de capítulo

Capitulo 2

Estructura

Función

Encías

  Boca y Encías

 2.1 Estructura

 

La boca se encuentra situada en la parte inferior de la cara, la cual  tiene forma de una cavidad  hueca por donde se ingieren los alimentos.

Cuadro de texto: Figura I

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las partes principales de la boca son los dientes,  la lengua y las glándula salivales. En los seres humanos, la boca está formada por dos cavidades: la cavidad bucal, entre los labios y mejillas y el frontal de los dientes, y la cavidad oral, entre la parte interior de los dientes y la faringe. Las glándulas salivares parótidas vierten en la cavidad bucal y las demás glándulas salivares en la cavidad oral. El paladar de la cavidad oral es de hueso, es duro en la parte frontal y fibroso y más blando en la parte posterior. El cielo de la boca termina por detrás, a la altura de la faringe, en varios pliegues sueltos y membranosos.

A través de la boca  ingresan los alimentos, es decir, se realiza la  ingestión. Los dientes son las piezas que realizan  la masticación.

Cada diente consta de tres partes:  la raíz, el cuello  y la corona: En la parte  interna  de  un diente hay  pequeños capilares sanguíneos y  terminaciones    nerviosas que  constituyen la pulpa  dentaria. La  parte externa o corona esta  cubierta  por una  sustancia muy dura llamada esmalte.

El  ser  humano tiene  dos tipos de dentadura:  la temporal    que va de los seis meses a los seis años  aproximadamente y que  consta de veinte piezas  dentarias, y la definitiva que  comienza a aparecer a partir  de los seis años. Consta de treinta y dos piezas. 

Cuadro de texto: Figura II
Cuadro de texto: Las estructuras principales del diente son la dentina, la pulpa y otros tejidos, vasos y nervios alojados en la mandíbula ósea. Por encima de la línea de la encía, el diente está protegido por una cubierta dura de esmalte.
 
www.nlm.nhi.gov/medlineplus/spanish/ency/images
Durante el desarrollo de los maxilares, el hombre tiene dos conjuntos de  dientes. Uno temprano, decidual o "de leche" (sin premolares) y uno definitivo (adulto).

 

 

 

 

 

 

 

 

2.2 Función

La principal función de la boca es la masticación de los alimentos lo cual consiste en romper y triturar los alimentos con los dientes, los cuales pueden ser de tres clases incisivos que se encargan de cortar los alimentos y que tienen una forma afilada parecida a los bordes de una tijera; los caninos que sirven para desgarrar los alimentos; y los molares, cuya forma aplanada y su gran potencia permiten triturar los alimentos. Mezcla de los alimentos con la saliva. Los alimentos deben mezclarse con suficiente cantidad de saliva, líquido fabricado por las glándulas salivales, de manera que éstos puedan empaparse bien y así facilitar la digestión. La lengua es un órgano musculoso dotado de una gran movilidad. Contribuye con sus movimientos activos a empapar o remojar los alimentos con la saliva; éstos, ya masticados y remojados, forman el bolo alimenticio. El cual es empujado por la lengua hacia la faringe y posteriormente hacia el esófago, ayudado por los movimientos rítmicos de los músculos que forman la pared del esófago.

Si quiere mantener su boca sana, es importante que un profesional detecte las zonas potenciales de recaída (ej.: sangrado en la exploración, movilidad o recesión ) y elimine esas bacterias y depósitos calclficados en los intervalos de tiempo precisos en su caso.

 

 

2.3 Encías

La porción de la membrana mucosa bucal que cubre la parte alveolar de las mandíbulas y adhiere al cuello de los dientes.  Las encías saludables son firmes y de un color rosado y regular, y el tejido de la encía llena uniformemente los espacios entre los dientes.

Cuadro de texto: Figura III

 

Cuadro de texto: En esta imagen se muestra la inflamación de las encías a lo cual se le conoce como gingivitis.
  Gingivitis

 

 

La inflamación de las encías es llamada gingivitis. Es una enfermedad que afecta las encías y las estructuras de soporte de los dientes. Se le denomina enfermedad periodontal. Las bacterias presentes en la placa que rodea los dientes liberan las enzimas colagenasas, las cuales pueden dañar y erosionar los tejidos de las encías. Las encías infectadas se inflaman, sangran con facilidad, se retraen y se separan de los dientes. La gingivitis causa la pérdida de los dientes con mayor frecuencia que la caries dental.

La etapa más temprana de la enfermedad periodontal es la gingivitisy existen muy pocas molestias en esta etapa, pero en tal caso el peligro está latente.

Las encías pueden llegar a tener placa bacteriana la cual es una capa pegajosa e incolora que constantemente se forma y adhiere alrededor de los dientes. La limpieza diaria es esencial para remover la placa y mantener una boca saludable.

Las toxinas producidas por las bacterias en la placa irritan las encías. Las toxinas destruyen tejidos de soporte alrededor de los dientes. Las encías se aflojan y se separan de los dientes, formando bolsas que se llenan con más placa bacteriana.

Las causas comunes de que las encías se inflamen o se tenga algún otro tipo de alteración es debido a que a persona tenga gingivitis, que padezca de anticoagulantes Coumadin (warfarina) y heparina, la abrasión causada por el cepillado y mal uso de la pasta dental, que la persona tenga alguna infección en encías o dientes, que haya deficiencia de la vitamina C y K,  cuando las mujeres embarazadas tienen cambios hormonales, que se utilicen químicos como la aspirina, que se padezca de leucemia, que la persona se le haya colocado alguna prótesis dental.

Con la información anterior nos dimos cuenta de que la boca y las encías son muy importantes y necesitan de si para poder llevar a cabo los procesos de masticación de alimentos. Es importante tener un hábito de limpieza de la oca para cuidar todas las partes que la conforman y que en un futuro no tengamos que sufrir de algún trastorno que a lo mejor ya no reversile.

El cepillado incorrecto y el mal uso de pasta dental realmente pueden llegar a traumatizar o irritar el tejido gingival. Es peligroso pensar que su boca es indestructible, ya que su boca y encías necesitan de una revisión periódica para evitar cualquier enfermedad, síntoma o dolor.